La miel cremada se puede conseguir a partir de dos metodologías: Por el molido de los cristales por métodos mecánicos, o por medio de una cristalización dirigida.
A través de los métodos mécanicos, la miel cristalizada se somete a un batido que rompe estos cristales. De esta forma se logra que el producto tome una consistencia cremosa e invariable en el tiempo, perfecta para untar y muy cómoda de utilizar ya que no chorrea.

En esta batidora especial, la miel granulada se introduce en un tambor vertical que cuenta con un eje movible con paletas que van girando y modificando la textura de la miel.

Por otro lado, la cristalización dirigida consigue una cristalización de la miel más homogénea y agradable al paladar, con unos cristales más finitos y uniformes. Para lograr miel cremosa por cristalización dirigida se mezcla miel cristalizada con miel líquida. Además, este proceso puede acelerarse manteniendo la miel a 14º C y luego elevarla a 25 o 30 º C para decantarla. Para terminar, esta miel natural se envasa y se conserva a unos 14º C.

¿Cuáles son las ventajas de la miel cremada?

Como ya hemos comentado otras veces, la miel no caduca ni pierde sus propiedades por cristalizarse. Ya que la cristalización de la miel es un estado natural propio de la miel pura, que tan sólo cambia la textura de la miel y su aspecto. Puesto que tanto su sabor como sus propiedades se mantienen intactas.

En cambio, la miel sí puede perder o alterar sus propiedades nutritivas y curativas si se expone por un tiempo al calor, la luz o la humedad. Por este motivo, la mejor miel cremada es aquella que no se elabora con una miel previamente calentada. Sino que se obtiene a partir de una miel natural recientemente cosechada a través de un proceso de batido en frío hasta obtener un punto exacto, una textura cremosa y consistente, con mucho cuerpo. De esta forma, se consigue una miel cremosa que mantiene todas sus propiedades, que logra mantenerse en el mismo estado sin interferir el tiempo o la temperatura y que tiene una textura de lo más especial y exquisita para el paladar.