Son productos que ostentan un sello que los supervisa desde la faena hasta su consumo final y, por eso cada vez más gente los elige

Vegetarianos, adventistas, intolerantes a la lactosa, alérgicos, celíacos, musulmanes y otros grupos con observaciones alimenticias dicen que lo kosher está en concordancia con sus inquietudes sobre la salud.

Cada vez son más los consumidores que, sin pertenecer a la comunidad judía, optan por productos casher o kosher, porque consideran que están cuidados hasta su consumo final.

El sello que indica que un alimento es kosher, lo aplican personas autorizadas y preparadas en el tema. Son quienes cumplen con las normas bíblicas e históricas de la alimentación del pueblo hebreo, bajo la norma que los alimentos deben ser tratados con respeto, como seres vivos. Porque al trabajarlos de esta manera, preservan el medio ambiente, las leyes de la naturaleza respetando, y, en lo posible, los ciclos reproductivos.

Esta elección, es hoy una tendencia universal que se asocia a los que proponía Hipócrates, un médico humanista de 400 AC que decía; “que tu alimento sea tu medicina”. Por eso, los nutricionistas explican que muchos pacientes eligen los envasados kosher identificados con sellos que les aseguran que están supervisados para su consumo.

Los alimentos kosher tienen logos reconocidos de manera nacional e internacional

Hay tres categorías de productos

  • Lácteos
  • Cárnicos
  • Parve, neutros. Son aquellos que no contienen derivados de la carne ni de los lácteos porque la cocina ortodoxa no los mezcla.

Si bien hay requisitos para cada categoría, se pueden preparar tanto platos sencillos como gourmet. Por ejemplo, no esta permitido comer una milanesa a la napolitana, ya que no se mezcla la carne con el queso.

Receta de ojo de bife a las hierbas

Hay para todos los gustos como esta receta de ojo de bife a las hierbas  con tubérculos, un corte tierno, sabroso, que permite desde grandes preparaciones hasta jugosos sándwiches.

Ingredientes

  • Ojo de bife, 1 ½ kg
  • Sal, c/n
  • Pimienta, c/n
  • Mix de hierbas secas o frescas (tomillo, perejil, orégano, salvia, 1 pizca de ají molido, 1 cucharadita chica de pimentón dulce, 1 diente pequeño de ajo sin la nervadura y reducido a pasta): 3/4 taza
  • Aceite de oliva, ½ taza
  • Vinagre blanco, 1/3 de taza
  • Azúcar, media cucharadita
  • Papas, batatas, remolachas, peladas y horneadas en aceite de oliva y laurel, 1 ½ kg en total

Preparación

  1. Mezclar en un bol todos los aromáticos nombrados en el mix de hierbas.
  2. Agregar el aceite, el vinagre y la pizca de azúcar. Incorporar 2 cucharadas de agua.
  3. Salpimentar la carne y untarla generosamente con el mix de hierbas, frotando las superficies. Dejar reposar 2 horas en la heladera.
  4. Preparar el fuego de cocción -brasas, horno, bífera grande o cacerola- y untar la superficie generosamente con aceite.
  5. Acomodar la carne y cocinarla de todas sus caras para contener los jugos.
  6. Completar la cocción, a gusto.

Cortes de carne que se pueden consumir

Los mamíferos kosher deben ser rumiantes y con pezuñas partidas. Son aptas las especies de criadero como: vaca, cabra, cordero, y todos los cortes delanteros hasta la séptima vértebra.

  • Ojo de bife
  • Tapa de asado
  • Falda
  • Ossobuco
  • Carne picada de cortes aptos
  • Todas las vísceras (hígado, lengua, riñones)

Receta de lengua a la vinagreta

Sorprendé a tus amigos con una lengua a la vinagreta fileteada en fuentes o dentro de pancitos a las hierbas. Descubrí una carne noble y sabrosa con esta receta. 

Lo importante es cocinarlas acorde con su peso: a más peso, más tiempo. La lengua a la vinagreta es una delicia para todo momento, sobre todo en las mesas al aire libre.

Ingredientes

  • Lengua de vaca, 1 (de aproximadamente 1,300 k)
  • Cebolla, 1
  • Zanahoria, 1
  • Sal, c/n
  • Laurel, 1 hoja
  • Apio, 1 tronco

Vinagreta

  • Aceite, 1 taza
  • Vinagre blanco, 1/2 taza
  • Azúcar, 1 cucharadita
  • Perejil picado, ½ taza
  • Ajo, 1 diente
  • Aji molido, una pizca (optativo)
  • Sal, c/n
  • Pimienta, c/n
  • Huevos duros, 2 o 3

Preparación

  1. Limpiar bien la lengua y cocinarla con abundante agua, sal, la cebolla, zanahoria y apio durante aproximadamente una hora. Controlar la terneza.
  2. Retirar de la cocción, pelarla en caliente insistiendo en ese paso para dejarla sin la piel. Volver al caldo para que se enfríe dentro de su caldo.
  3. Mezclar en una ensaladera profunda el perejil, el ajo desecho sin su nervadura central, el aceite vinagre pizca de azúcar, sal, ají molido y pimienta, emulsionando bien los ingredientes.
  4. Para servir, picar los huevos duros y distribuir sobre la superficie, lo más decorativo que se pueda. Servir fría pero no helada.

Receta de hígado con cebolla

Para la picada, podés preparar esta receta. Una receta económica que está presente en casi todos los países europeos. Es simplemente hígado con cebollas, condimentos y otros ingredientes que, para ser kosher, no debe llevar manteca o panceta. Para ser kosher, todo se fríe en aceite.

Ingredientes

  • Hígado de ternera, ¾ kg en bifes algo gruesos
  • Cebollas medianas, 2 cortadas en fina juliana
  • Aceite, cantidad necesaria
  • Sal, c/n
  • Pimienta, c/n
  • Extracto de carne, 1 cucharadita (optativo)
  • Vino Marsala u Oporto; 1/3 de taza

Preparación

  1. Quitar la piel que rodea a los bifes, eliminar los nervios que interfieren en la cocción y reservar.
  2. Calentar bien una sartén grande con un poco de aceite, condimentar los hígados con sal y pimienta y cocinarlos cuidando que queden bien jugosos. Reservar.
  3. Retirar de la sartén las impurezas quemadas, y verter en ella un poco de aceite fresco. Deslizar las cebollas, mezclar, bajar la llama y cocinar revolviendo para que se cocinen sin que tomen mucho color.
  4. Incorporar el extracto de carne, el vino, mezclar y hervir unos segundos. Ajustar el sabor.
  5. Servir los hígados y cubrirlos con las cebollas y su salsa. Acompañar con una papa al natural.

 

Aves y pescados

  • Pollo – pavo – pato – ganso
  • Todos los pescados con escamas y aletas

Lo que no se puede

Están prohibidos todos los mariscos por estar en el fondo del mar, donde decantan las impurezas.

No son kosher el cerdo, el camello, el caballo, el conejo ni los animales de caza. No se puede comer ningún ave de rapiña.

El hot pastrami

Este sándwich que popularizaron los deli de Nueva York, es nada menos que el pechito al horno. La tapa del asado argentino que siempre nos acompañó. El auténtico pastrami (no pastrom) requiere una semana de descanso en heladera, en una mezcla de salitre y sal. Pasado ese tiempo, seguí la receta y verás que es fácil, rendidora y muy rica. Aprendé a macerarlo.

Ingredientes

  • Salitre, 2 cucharadas soperas
  • Sal gruesa, 2 cucharadas
  • Agua, cantidad necesaria
  • Tapa de asado desgrasada, 2 k
  • Dientes de ajo, 4
  • Pimentón dulce, 3 cucharadas
  • Aceite de girasol, 4 cucharadas
  • Laurel, 2 hojas

Preparación

  1. Disolver el salitre y la sal en 1 taza de agua.
  2. Poner la carne en un recipiente de vidrio o plástico (no de metal) del tamaño aproximado de la carne. Frotarla con la mezcla de sal. Verter agua hasta cubrir la mitad de su altura, tapar con film autoadherente y llevar a la heladera.
  3. Dejar así una semana, dando vuelta la carne sobre sí misma cada día para emparejar la maceración.
  4. En un bol mezclar los ajos deshechos, el pimentón, el ají molido y el aceite.
  5. Retirar la carne de la heladera y lavarla muy bien bajo el chorro de agua fría.
  6. Untar con la mezcla de pimentón, acomodar en una asadera que la contenga, agregar por el costado 2 tazas de agua, poner las hojas de laurel.
  7. Tapar con papel de aluminio para que conserve su humedad y cocinar a fuego mediano durante dos horas y media a tres.
  8. A la hora y media, retirar el papel de aluminio, controlar que siempre haya líquido y completar la cocción dando vuelta para que la base y la superficie tomen color y sabor. Servir caliente o fría.