Los países occidentales desechan casi la mitad de sus alimentos, no porque sean incomibles, sino porque no se ven atractivos.  Tristram Stuart reflexiona sobre las alarmantes cifras del desperdicio de alimentos y hace un llamado al uso más responsable de los recursos globales en esta charla para TED.