¿Estás buscando un rebozado mucho más crujiente de lo habitual? Si eres de los que no consiguen dar con la clave, te ofrecemos la solución. La experta en cocina práctica Cristina Pareja te enseña a hacerlo. Desde una sencilla lasaña de atún hasta unas alcachofas confitadas o unas siempre apetecibles alitas al horno. Para poder conseguir ese rebozado que estamos buscando, Pareja nos recomienda que mezclar a partes iguales harina y pan rallado cada vez que vayamos a rebozar un alimento. Desde cualquier tipo de carne hasta toda clase de pescados y verduras. En caso de seguir estas recomendaciones, la experta gastronómica nos asegura que el rebozado quedará mucho más crujiente de lo habitual. Puedes recurrir a cereales, copos de maíz y frutos secos. Desde los maíces tostados hasta las patatas fritas e incluso las míticas galletas María. En caso de que quieras darle ese toque crujiente a partir de estos productos, tan solo tendrás que pasar el ingrediente en cuestión por el huevo y, a continuación, por el triturado. Gracias a ello, y después de que se cumplan los tiempos necesarios, podrás contar con un plato de lo más crujiente. También puedes optar por otros tipos de rebozado. Además de los anteriormente citados, conocidos como el rebozado a la romana o a la andaluza, también puedes intentarlo con una tempura. Para ello tendrás que formar una pasta que se consigue al mezclar harina de trigo, levadura, sal y agua muy fría. Por lo tanto, existen un sinfín de opciones para rebozar cualquier alimento y otras tantas para darle ese toque crujiente que tanto estabas buscando. Fuente: Cadena Ser