Aunque las naranjas son los alimentos más populares en cuanto a Vitamina C se refiere, hay varias otras frutas y verduras que tienen mayores cantidades y también podemos incorporarlas a nuestra dieta.

La vitamina C -o ácido ascórbico- es uno de complementos nutricionales más populares, en especial cuando hace frío.

Vitamina C, usos y costumbres

Desde que el premio Nobel estadounidense Linus Pauling propuso en 1970 que las altas dosis de esta vitamina podían prevenir el resfrío, muchos la consumen con ese fin.

Pero a pesar de que investigaciones posteriores demostraron que el ácido ascórbico no sirve para evitar los resfríos –aunque sí para tratarlos- este nutriente sigue siendo altamente popular.

Su ingesta es esencial para el cuerpo humano: se necesita para el crecimiento y la reparación de tejidos.

Además, los expertos afirman que es un muy buen antioxidante y ayuda a combatir el daño que provoca en el cuerpo el paso del tiempo.  Sin embargo, no hace falta tomar suplementos para obtener la cantidad diaria requerida de vitamina C.

De hecho, hay toda una serie de frutas y verduras que contienen mucho más que el requisito diario aconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS): 45 miligramos (mg).

Aunque muchos asociemos la naranja y el limón con esta vitamina, lo cierto es que no son la fuente más rica de ácido ascórbico.

La revista científica BBC Focus compiló la lista de los 10 alimentos con mayor cantidad de vitamina C, indicando su valor nutricional por cada 100 gramos de fruta o verdura.

A continuación la lista de los 10 alimentos que contienen más Vitamina C: