Seguimos mostrando la evolución del desarrollo de propagandas (sobretodo políticas) de alimentos y bebidas, durante las guerras o etapas conflictivas a nivel internacional, fueron un ejemplo de ello. A continuación dos ejemplos brindados por cortesía de wdl.org. Oportunidad para los huevos de Canadá Este cartel de la Primera Guerra Mundial, emitido por la Junta de Alimentos de Canadá, promueve el aumento de la producción de huevos como una contribución al esfuerzo de guerra. El cartel muestra un gran pollo, dos figuras que representan a Gran Bretaña y Canadá y cuatro huevos con cifras que indican lo siguiente: la escasez de huevos en Gran Bretaña, el volumen de importación de huevos y el valor de la venta de huevos de Canadá a Gran Bretaña en dos años diferentes. Las estadísticas destacan la escasez de huevos en Gran Bretaña debido a la disminución de la producción en tiempos de guerra, pero señalan que las ventas de huevos de Canadá a Gran Bretaña son menores que en la época anterior a la guerra. El texto proclama: «Muy pocos huevos para un pájaro tan grande. Canadá debe superarse». Canadá fue un importante productor de alimentos durante la Primera Guerra Mundial, y el gobierno en Ottawa instó a los agricultores canadienses a maximizar la producción. La producción de alimentos creció rápidamente después de 1914, en respuesta a llamados como este y a causa de los altos precios internacionales. Casi todo el aumento de la producción se exportó a Gran Bretaña, Francia y otros países que sufrían déficit en tiempos de guerra. Oportunidad para los cerdos de Canadá Este cartel de la Primera Guerra Mundial, emitido por la Junta de Alimentos de Canadá, promueve el aumento de la producción de carne de cerdo como una contribución al esfuerzo de guerra. El cartel muestra a dos figuras, que representan a Gran Bretaña y a Canadá, intercambiando dinero por un pequeño cerdo. Abajo, está la imagen de un gran cerdo: indica la cantidad de libras de carne de cerdo que compra Gran Bretaña. El cerdo más pequeño, que está siendo vendido, representa el volumen de ventas de Canadá. El texto del cartel proclama: «Estamos contentos con lo que logramos, Canadá, pero necesitamos diez veces más». Canadá fue un importante productor de alimentos durante la Primera Guerra Mundial, y el gobierno en Ottawa instó a los agricultores canadienses a maximizar la producción. La producción de alimentos creció rápidamente después de 1914, en respuesta a llamados como este y a causa de los altos precios internacionales. Casi todo el aumento de la producción se exportó a Gran Bretaña, Francia y otros países que sufrían déficit en tiempos de guerra.