Herbalife Nutrition es una corporación de marketing multinivel que desarrolla, promociona y vende productos relacionados con la nutrición, el control de peso, las dietas deportivas y el cuidado personal. La compañía fue fundada por el empresario Mark R. Hughes en 1980 y emplea a alrededor de 7800 personas en todo el mundo. Herbalife informó ventas netas de 4488 millones USD en 2016, cifra similar a 2015, y beneficios netos de 260 millones de USD, un 23 % menos que el año previo.​ La empresa está constitutida en Los Ángeles, California,​ donde se ubica su sede corporativa. La compañía opera internacionalmente y distribuye sus productos en 95 países a través de una red de aproximadamente 3,2 millones de distribuidores independientes, algunos de los cuales obtienen beneficios por las ventas de productos y comisión adicional por una estructura de compensación de marketing de red. La estructura de compensación de marketing multinivel consta de comisiones, regalías y bonificaciones en las ventas hechas por un distribuidor downline (las personas han patrocinado como reclutas nuevos). De los aproximadamente 526.000 miembros totales en Estados Unidos a principios de 2014, aproximadamente 62.000 recibió bonificaciones de alguna clase de Herbalife: 7.385 (1,4%) recibió sobre 5.000,00 USD en bonificaciones por año (esto se traduce a una media de 417 por mes) y 1.304 (0,25%) recibió sobre 50.000 USD (4.167 por media mensual). Estas cifras no incluyen ingresos por ventas de producto ni incluyen ningún coste pagado por los distribuidores. La compañía ha sido criticada por, entre otros, el administrador de fondos de cobertura Bill Ackman de Pershing Square Capital quien sostiene que Herbalife opera un «sofisticado esquema piramidal»,​ después de tomar posesión de venta corta de mil millones en acciones de Herbalife.​ La compañía niega estas acusaciones,​ no obstante, en marzo de 2014, la Comisión Federal de Comercio y el estado de Illinois iniciaron una investigación a Herbalife.​ En julio de 2016, Herbalife acordó con la FTC cambiar su modelo de negocio y pagar 200 millones de dólares.10​11​ Se enviaron cheques de reembolso parcial a 350.000 distribuidores en enero de 2017.

Controversias y críticas

Estos productos han sido desaconsejados por estudios independientes,14​ y ya en 2006, el Gobierno colombiano prohibió varios productos de esta empresa por sus “efectos farmacológicos”. Por otra parte, su catalogación como “suplemento dietético” evita los rigurosos controles sanitarios que les supondría una catalogación como “producto farmacológico”, lo que redunda en el desconocimiento que tienen los médicos sobre los efectos de estos productos en el ser humano.  ​En abril de 2008 fue desaconsejado su consumo en España por sospechas de estar detrás de nueve casos de intoxicación hepática ocurridos en España –entre 2003 y 2007– y 37 en otros países de la Unión Europea, Islandia, Suiza e Israel –entre 1992 y 2006–, aunque las redes de alerta alimentaria española y europea no tienen, hasta el momento, notificaciones de este tipo.  Aunque en estos casos de dolencias hepáticas, “la relación de causalidad no es fácil de establecer y en algunos casos esta posibilidad es más fuerte que en otros”, el Ministerio de Sanidad de España, recomienda que se tomen “precauciones al consumir productos de la marca Herbalife”, y desaconseja “la adquisición de estos productos por canales alternativos que no ofrezcan garantías en cuanto a la procedencia del producto y el control de su proceso de fabricación”, pues “comprar productos por Internet, correo ordinario o directamente de particulares puede suponer un riesgo”. ​ Por otro lado, estudios del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), han postulado una hipótesis metabólico-nutricional que podría explicar los daños hepáticos observados, no relacionados “con el consumo de un producto concreto”, sino más bien asociados “a un determinado tipo de hábitos de consumo de algunos de estos productos”, por lo que recomiendan que “en este tipo de productos se incluya un aviso sobre posibles riesgos para la salud asociados a las pérdidas muy aceleradas de peso”.  ​El mismo informe de la AESAN ​ declara que, aunque “las hierbas que se declaran en los ingredientes de estos productos son seguras para uso alimentario, o no identificadas como tóxicas” –según las listas de plantas publicadas por la EFSA–, “existen pocos estudios sobre toxicidad crónica, efectos teratogénicos y en ocasiones las conclusiones que se recogen de los distintos estudios son claramente contradictorias”. Con esto, la AESAN pone en manifiesto que aunque de “la evaluación individualizada de la toxicidad de los ingredientes que se declaran en las etiquetas, no se justifica la aparición de daño hepático –siempre y cuando sean consumidos a las dosis recomendadas–”, destaca “la limitada información de que se dispone, que a veces es contradictoria”, y que se desconoce “posibles efectos sinérgicos entre diferentes principios activos” o “efectos a largo plazo”. El mencionado informe,​ no descarta que los daños hepáticos estudiados, u otros por detectar, puedan deberse a “identificaciones erróneas de las especies botánicas que se emplean, que la concentración de los principios activos sea variable en función de las características ambientales del cultivo, o posibles adulteraciones y contaminaciones químicas o biológicas”. En lo que se refiere a la [citotoxicidad] “se concluyó que la muestra analizada solo presentaba efecto citotóxico a concentraciones muy elevadas”, concentraciones que no se alcanzarían nunca, en “un consumo normal del citado producto”. Según lo señalado por dos periodistas: “Ante tales acusaciones, Herbalife se ha mostrado dispuesto a colaborar con las autoridades sanitarias para el esclarecimiento de los riesgos que se le imputan a sus productos”. Otra crítica que reciben los productos Herbalife es el efecto rebote que se genera al dejar de consumir sus productos. Los daños hepáticos que aparentan generar, pueden ocasionar cambios metabólicos que resultan en cambios contrarios a los que publicitan. El Fraud Discovery Institute (Instituto de Hallazgo de Fraude) señaló que las dosis diarias recomendadas de seis productos de Herbalife contenían niveles de plomo peligrosos y que superan la legislación californiana al respecto. Fuente: Wikipedia